EL TÉ VERDE TUAREG

En todas las civilizaciones, las tradiciones gastronómicas y las bebidas ocupan un lugar muy importante para los Tuaregs. En el Mundo Oriental y África negra, hay varios tipos de bebidas, como el café y el alcohol, nos gusta tomar un sorbo de vino en la costa y en el Sahara los nomadas, beduinos y los tuaregs especialmente el Té. La naturaleza nos dota de grandes regalos para la salud, y sin ningún género de dudas el té verde es uno de ellos. ¿Por qué decimos esto? Pues porque este producto, además de tener un sabor delicioso, es sinónimo de longevidad y de salud. Se trata de la tercera bebida más consumida del mundo, por detrás del agua y el café. Fue en el año 250 a.C. cuando comenzó su consumo para proporcionarle al agua hervida buen sabor. Después, como tónico medicinal. Así, hasta que su popularidad creció de manera que se convirtió en una bebida mística. Ello dio lugar a rituales y tradiciones para tomarlo. Y a partir de ese momento, se ha ido expandiendo hasta alcanzar fama a nivel mundial.

Son tantas sus propiedades y beneficios que lo convierten en un gran aliado de la salud. Se debe especialmente a la elevada proporción de antioxidantes que contiene, altamente beneficiosos para los órganos y los distintos sistemas corporales.

Una taza de infusión de té verde resulta deliciosa. Tanto caliente como fría, constituye un importante remedio, rápido, eficaz y natural para los problemas de salud más frecuentes.

El Té ha existido desde el principio de los tiempos, tanto que podemos hablar sobre el fenómeno del té. Por este fenómeno, hay varias razones, según los «adictos» del té.

Compartir en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *